Estufas a parafina con mecha

Por muchos años hemos conocido las estufas a parafina o kerosene con mecha. Muchas de ellas tienen encendido eléctrico, con baterías, que funciona con una pequeña resistencia que está en contacto con la mecha, la que al estar empapada de de parafina o kerosene, se enciende la mecha. O las tradicionales las que encendemos con un fósforo.

La mecha esta conectada al deposito de parafina lo que hace que siempre esté empapada de parafina. Tiene una manilla para subir o bajar la mecha, las que comúnmente llevan una cremallera. También, algunas cuentan con apagado automático de emergencia ante volcamiento.

Otras estufas de parafina tienen doble llama, estas tienen una segunda cámara de combustión. Allí, con un aporte de oxígeno, se queman los gases resultantes de la primera combustión. Esta doble combustión tiene una gran ventaja: estas estufas ofrecen una mayor potencia calorífica con un menor consumo de combustible.

Author: Robert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *