El brasero

El brasero se ha usado  a través de la historia, y ha tenido diferentes diseños. La mayoría eran recipiente en el que se ponía por ejemplo carbón el que ardía formando brasas que servían para calentarse.

El brasero más usado fue el brasero metálico, también existieron modelos de brasero hechos de greda. Los de greda por lo general eran abiertos, de forma ovoide y tenían agujeros.

A menudo el brasero se colocaba en el centro de las habitaciones, pero aunque fue útil resultó peligroso, por el peligro de quemarse por las brasas y el peligro del monóxido de carbono que al ser aspirada por las personas puede producir la muerte por asfixia.

Hoy aún se usan estos braseros y son muy populares los braseros eléctricos como equipos de calefacción.

Author: Robert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *